lunes, 14 de enero de 2013

Salsa roja

El regalo de David estuvo gafado desde un primer momento..., regalarle un Ibook era mi primera idea...en verano se lleva 5 libros muy gordos a la playa que pesan...como él...y que me perdone...
pero...en el último momento y después de volver de un mercadillo de navidad que hicimos en el estudio en el que intervinieron varios ilustradores, se me ocurrió regalarle un dibujo de uno de ellos "David Guirao" que a él le encanta desde hace mucho y dibuja Super héroes...asi que le encargué uno dedicado para David de David...
El dibujo me llegó a tiempo y quedó muy bien, el tamaño era un DinA4, tamaño folio....asi que me pareció muy pequeño y le compré en el último momento un marco blanco con paspartú para que pareciera más grande, después de acostar a César, de cenar nosotros y ver la peli y mientras estaba David en el ordenador enfrikado decidí maniobrar ... esperando que él no se enterara de nada !
Cogí el marco que estaba en una bolsa del ikea junto a un embotado de tomate que me había dado mi madre ese mismo día, con tan mala suerte que se me abrió y se llenó todo el marco de tomate frito que apestaba!, gracias que tenía un film protector no se manchó el interior, me puse a limpiarlo y también todo el suelo que estaba fino, ROJO POR TODOS LOS LADOS.... no se enteró de nada...seguia postrado frente al monitor...
posteriormente intento abrir el film para meter la lámina en el marco, me clavo una pestaña de metal que estaba suelta hasta el fondo de mi dedo pulgar y sale tanta sangre como tomate había limpiado antes....
Me propongo limpiar de nuevo la sangre, ROJO POR TODOS LOS LADOS, con una sola mano, pues mi dedo parecía un chupa-chups de fresa, me voy a curar y me pongo un apósito...
El agua de la fregona y las balletas parecían haber sido complices de un asesinato de primer grado.


Conclusión: mi marido es tan friki que puedo regalarle un elefante y esconderlo en casa !